Este mensaje es para ti, sí sí para ti.
Te animamos a que visites nuestra página y eches un vistazo a nuestras creaciones.
Estamos seguras de que te gustará y encontrarás lo que estás buscando para sorprender a esas personas que tanto quieres. Trabajamos por encargo, de forma artesanal, haznos tu pedido cuanto antes.
Nuestras creaciones son diferentes, originales, exclusivas, no habrás visto algo igual.
Si fuera tu no me lo pensaba.
Si quieres hacer un regalo original, si tienes tienda y te gustaría tener alguna de mis creaciones o te apetece algún encargo exclusivo que no se encuentre en el blog, ponte en contacto wassapp o atravez
https://www.facebook.com/ManualidadesMery/

lunes, 22 de febrero de 2016

Dentición decidua, primaria, caduca o dientes de leche

El primer juego de dientes que tendrá tu bebé se llama dentición decidua, primaria, caduca o de leche. Esta primera dentición está compuesta por 20 piezas y tanto la cronología como la secuencia de erupción tienen una gran variabilidad.
Al nacer los bebés no tienen dientes, aunque excepcionalmente pueden aparecer unos dientes congénitos que suelen ser pequeños y deformes que se extraen en el momento en el que se diagnostican.
La dentición decidua se inicia entre los 6-7 meses y se completa alrededor de los tres años. Aunque cada niño seguirá su propio ritmo en la erupción dentaria se considera que hay un retraso si al finaliza el mes 13 de vida no ha erupcionado ningún diente.
La dentición primaria es caduca y se mantendrá hasta los 6-7 años. En los siguientes años empezará a ser substituida poco a poco por la definitiva. Este es un  periodo que se conoce como dentición mixta.
El cuidado de estos primeros dientes es fundamental para la salud bucodental del futuro de tu bebé, ya que influirá en su forma de masticar, de cerrar la boca y de pronunciar las palabras cuando hable.
Las principales causas de maloclusión son:
– Hereditarias y congénitas.
– Hábitos nocivos y lateraciones de las funciones: chupete, succión digital, interposición lingual,…
– Patologías infecciosas, generalmente caries.

Los dientes de leche deben su nombre al color blanco intenso

La detición decidua se conoce como dientes de leche por el color que la caracteriza. Los dientes son más blancos que los definitivos debido a que la capa de dentina (que es la que da color al diente) es fina por el corto periodo de tiempo en el que se forman los dientes y la translucidez del esmalte. Además los dientes temporales son más pequeños y chatos que los definitivos.
Cronología de la dentición caduca:
  • Incisivos medios/centrales inferiores: alrededor de los 6-7 meses.
  • Incisivos medios/centrales superiores: alrededor de los 8-10 meses.
  • Incisivos laterales inferiores: entre los 10 y 16 meses.
  • Incisivos laterales superiores: entre los 9 y 13 meses.
  • Caninos inferiores: entre los 17 y 23 meses.
  • Caninos superiores: entre los 16 y 22 meses.
  • Primeros molares superiores: entre los 13 y 19 meses.
  • Primeros molares inferiores: entre 14 y 18 meses.
  • Segundos molares superiores: entre los 25 y 33 meses.
  • Segundos molares inferiores: entre los 23 y 31 meses.
Es posible que la erupción de los dientes genere malestar en tu bebé. No debemos olvidar que el diente debe “romper” la encía para salir y en muchos casos puede provocar dolor.
Es habitual que los bebés en este periodo tengan:
  • Irritabilidad o incomodidad.
  • Inflamación de las encías.
  • Necesidad constante de morder o llevarse las cosas a la boca.
  • Pérdida del apetito o rechazo del alimento.
  • Dificultades para conciliar el sueño o despertares frecuentes.
No se ha demostrado que los procesos de diarrea o fiebre estén ligados a la erupción dentaria. Piensa que tu bebé está más expuesto a gérmenes por la necesidad constante de llevárselo todo a la boca, por ello es importante extremar las medidas de higiene, sobre todo con el lavado de manos del bebé.
El uso de mordedores puede aliviar el dolor en las encías, así como el contacto con algo frío como puede ser un trozo de fruta (puede introducirse en una red si tu bebé come triturados y no está acostumbrado a los trozos).
También es posible que si el dolor o la incomodidad de tu bebé le impide estar tranquilo e interfiere en su día a día normal puedes utilizar un analgésico como el Paracetamol previa consulta a su pediatra o enfermera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares